Demócratas listos para esparcirse su dietario doméstica en Sinema

Aún así, el interés fiscal no estaba en la versión más cara de diciembre del proyecto de ley solo para demócratas que Sinema generalmente había firmado. Y su inclusión es un factor importante en la neutralidad pública de Sinema en un proyecto de ley que se espera que 49 de sus colegas apoyen.

Aún así, el partido avanza con la expectativa de que el proyecto de ley se apruebe sin un solo voto en el Partido Republicano, aprovechando las reglas estrictas que permiten a los demócratas eludir un obstruccionismo, aunque gran parte del camino a seguir aún está en construcción.

“Lo abordaré desde el lado positivo y solo diré que espero que Senema esté de acuerdo”, dijo Sen. jon probador (D-Mont.).

Tarde. marca kelly (D-Ariz.) se negó a abordar sus propias conversaciones con Sinema, pero elogió las disposiciones climáticas y de atención médica del proyecto de ley. Dijo que sus electores están enfocados en la sequía y los incendios forestales en Arizona y los precios de los medicamentos recetados.

“Tenemos una oportunidad increíble aquí para solucionar este problema”, dijo Kelly. “Quiero vernos conseguir algo más allá de la línea de meta”.

La legislación impondría un impuesto mínimo del 15 por ciento a las grandes corporaciones, aumentaría la aplicación del IRS y reduciría los precios de los medicamentos recetados para recaudar aproximadamente $739 mil millones en ingresos. También gasta $ 369 mil millones en energía y clima, extiende los subsidios de Obamacare hasta 2024 y envía $ 300 mil millones para la reducción del déficit.

En general, es mucho más pequeño que la propuesta anterior de la línea del partido de los demócratas del año pasado, pero significativamente más grande que el paquete centrado en la atención médica que el partido pensó que estaba recibiendo la semana pasada.

Sinema es reacio a apoyar públicamente el proyecto de ley en parte porque no ha sido aprobado por los parlamentarios bipartidistas de la Cámara y aún podría modificarse. Después de escuchar tanto a los republicanos como a los demócratas, los jueces del Senado evaluarán en última instancia si las disposiciones del proyecto de ley pueden gozar de la protección de una maniobra obstruccionista del Partido Republicano que ofrece el proceso presupuestario de este año.

Y el proyecto de ley aún se está desarrollando detrás de escena. Schumer indicó que los demócratas intentarán agregar legislación para abordar los costos de la insulina que se disparan. Y en una entrevista dijo Sen. Rafael Warnock (D-Ga.) dijo que su partido tratará de adjuntar una legislación para limitar los costos de la insulina a $35.

“Mi proyecto de ley para contener el costo de la insulina estará en el proyecto de ley de reconciliación”, dijo Warnock.

Pero los republicanos creen que podrán argumentar que el plan de Georgia infringe las normas presupuestarias del Senado, lo que provocaría una votación en el umbral de 60 votos. Todavía podría ser un ejercicio político útil para los demócratas, desafiar a los republicanos a votar para bloquear el acceso a la insulina.

Warnock está listo para la reelección este otoño, y los demócratas están ansiosos por resaltar su lucha para reducir los precios de los medicamentos en la campaña electoral. Cuando se le preguntó qué escucha sobre el interés en Arizona, el titular Kelly dijo que escucha mucho sobre los altos precios de los medicamentos.

Se espera que el Senado promueva el proyecto de ley a finales de esta semana; una votación para avanzar será la primera prueba de apoyo entre los 50 miembros del caucus demócrata. Después de eso vienen 20 horas de debate y luego un “voto-a-rama” ilimitado sobre las enmiendas, todas las cuales requieren solo una mayoría simple para ser aprobadas.

La caótica pelea entre todos ofrecerá a Sinema, como a cualquier otro senador, la oportunidad de enmendar el proyecto de ley, aunque es probable que los republicanos ofrezcan la mayor parte de los cambios.

Días después de que Manchin sorprendiera a la mayoría de sus colegas al romper su trato con Schumer, los senadores republicanos se estrujan los sesos detrás de escena para ver si pueden arruinarlo. Los republicanos tienen la esperanza de que Sinema votará con ellos sobre un puñado de enmiendas y luego resistirá los intentos de los líderes demócratas de eliminar esas enmiendas de la legislación al final de la votación por rama.

Látigo de la minoría del Senado Juan Thune (RS.D.) dijo que ha hablado con Sinema sobre por qué se opone a la legislación, y agregó que ella “la analiza, mantiene su propio consejo… y por lo general llega a sus propias decisiones, prácticamente independientemente de cualquier presión que pueda recibir”. de ambos lados.”

Una posible enmienda del Partido Republicano debilitaría el lenguaje de los intereses creados en la legislación, que genera $14 mil millones en ingresos de un total de $739 mil millones en el paquete. Thune dijo que Sinema está tomando una “línea bastante dura” en esa parte del proyecto de ley.

“Realmente estoy a favor y estoy seguro de que lo haremos [try]. Creo que es uno que tiene buenas posibilidades si votamos por él. Pero quién sabe, [Democrats] puede eliminarlo antes de que lo lleven allí si ella se opone lo suficiente”, dijo la senadora. kevin crmer (RN.D.). “Nunca dejo de asombrarme de lo poco que la incluyen”.

Anthony Adragna contribuyó a este despacho.

Leave a Comment