El abogado de Trump habló con el FBI, según el tribunal

El veredicto del juez federal de distrito Carl Nichols se produjo después de un proceso judicial que mostró que el FBI entrevistó al abogado de Trump hace dos semanas. La revelación de los fiscales federales en los informes puede dar forma significativa a la decisión del Departamento de Justicia. investigación exhaustiva de los disturbios en el Capitolio el 6 de enero de 2021.
En su entrevista del 29 de junio, el abogado Justin Clark se opuso a Bannons afirman que el expresidente invocó el privilegio ejecutivo sobre cierta información o material, que Bannon había citado como excusa para evitar testificar ante los comités del Parlamento que investigan el levantamiento del 6 de enero de 2021.

Bannon le dijo el sábado al comité que ahora está dispuesto a testificar, preferiblemente en una audiencia pública, según una carta recibida por CNN. Anteriormente había desafiado una demanda del Congreso y será llevado ante la justicia por cargos de desacato criminal a finales de este mes. El punto de inflexión se produjo después de que recibió una carta de Trump en la que renunciaba a los privilegios ejecutivos, aunque tanto el comité electoral parlamentario como los fiscales federales afirman que los reclamos de privilegio nunca le dieron carta blanca a Bannon para ignorar una demanda del Congreso en primer lugar.

Según los fiscales, el “abogado del comité de Bannon tergiversó lo que el representante del expresidente le había dicho al abogado del acusado”.

En octubre, Los abogados de Bannon dijeron al comité electo de la cámara que Clark les había informado que Trump ejercería el privilegio ejecutivo sobre Bannon y “ha dado instrucciones al Sr. Bannon para que no presente documentos ni testifique hasta que se resuelva el tema del privilegio ejecutivo”.

Los fiscales han citado previamente correos electrónicos de Clark diciéndole al abogado de Bannon, Robert Costello, que la carta que Costello citó al comité en realidad no indicaba que la Casa Blanca creía que Bannon podía reclamar privilegios ejecutivos.

“El representante del expresidente dejó en claro al abogado del acusado que la carta no proporcionó ninguna base para una violación total”, escribieron los fiscales en el informe del lunes.

El comité del 6 de enero estaba interesado en hablar con Bannon sobre su comunicación con Trump en diciembre de 2020, cuando supuestamente Bannon lo instó a concentrarse en certificar los resultados de las elecciones presidenciales del 6 de enero. Los miembros del comité también estaban interesados ​​en los comentarios de Bannon antes del levantamiento del Capitolio, incluido un podcast del 5 de enero, en el que predijo: “El infierno se desatará mañana”.

En un informe judicial el lunes, los fiscales federales calificaron la voluntad de Bannon de testificar ahora ante el comité del parlamento como una operación de “último minuto” que no cambia el caso en su contra, y señalaron que no ha presentado demandas.

“Los esfuerzos de última hora del acusado para testificar casi nueve meses después de su negligencia (todavía no ha hecho ningún esfuerzo por producir registros) son irrelevantes en cuanto a si se negó deliberadamente a seguir la moción del comité especial”, escribieron los fiscales.

“El estatuto de desacato penal no pretende garantizar el cumplimiento, sino castigar violaciones pasadas”, dijeron los fiscales.

Esta historia y titular se actualizó con noticias adicionales el lunes.

Leave a Comment