Fuentes: empleado de McDonald’s recibió un disparo en el cuello a posteriori de una pelea por papas fritas en Brooklyn

NUEVA YORK — Un hombre de 23 años se encuentra en estado crítico después de que la policía dice que le dispararon en el trabajo en un McDonald’s de Brooklyn.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 7 p.m. del lunes afuera del restaurante en Fulton Street en Bedford-Stuyvesant.

Natalie Duddridge de CBS2 habló con algunos de los compañeros de trabajo de la víctima, quienes lo describieron como un buen tipo y dijeron que estaban ansiosos por volver a trabajar el martes.

“Que algo puede pasar así por algo tan simple como la comida, como si fuera una locura”, dijo una persona en el vecindario.

“Estaba trabajando, en el trabajo, ¿esto sucedió en el trabajo? Es un poco triste, porque está tratando de ganarse la vida”, agregó otra persona.

Todo comenzó cuando un cliente, cuyas papas fritas le dijeron a CBS2 que estaba enojado porque sus papas fritas estaban frías, se acercó al trabajador y comenzó a discutir con él.

La discusión se trasladó al exterior y fue entonces cuando, según las fuentes, la mujer llamó a su hijo de 20 años para que “se ocupara del problema”. Luego sacó un arma y disparó al empleado en el cuello.

El trabajador fue trasladado de urgencia al Hospital Brookdale y el hijo fue arrestado.

“Estoy profundamente preocupado. Mis hijos han venido a este McDonald’s a lo largo de los años, y de vez en cuando tengo reuniones en este McDonald’s”, dijo el pastor Conrad Tillar. “Es triste. Muestra que estamos en un nivel de crisis en esta ciudad”.

“Mi hija quiere trabajar en comida rápida. Tiene 17 años y me dan miedo esas cosas. Es horrible”, dijo Alison Mason. “Puedes enojarte y decir: ‘Oye, no hice bien mi pedido’, pero ¿disparar a alguien?”.

Duddridge habló con un hombre que trabaja en otro lugar de comida rápida. Dijo que está agradecido de que su jefe haya instalado recientemente una barrera de vidrio, pero el personal todavía está asustado.

“Uno de nuestros trabajadores me llamó hoy, ya no quiere trabajar… por esto. Dijeron que tenían miedo”, dijo Habib Sayed. “Es por eso que no quiero trabajar de noche. Le dije a mi jefe, si me quieres pagar como $100 la hora, no voy a trabajar, porque eso es una locura”.

La policía dijo que no parece haber ninguna conexión previa entre el empleado y el sospechoso.

El personal de McDonald’s dijo que hay seguridad, pero las horas se han reducido recientemente.

Se solicita a cualquier persona que tenga información sobre el tiroteo que llame a la línea directa Crime Stoppers de la policía de Nueva York al 1-800-577-CONSEJOS (8477)o para español, 1-888-57-TRACK (74782)). También puedes dejar una propina a través de su sitio web o vía DM en Twitter, @NYPDTips. Todas las conversaciones se mantienen confidenciales.

Leave a Comment