Medicamentos para la migraña que son efectivos para apearse de peso

Resumen: Los triptanos, fármacos comúnmente recetados para aliviar las migrañas, pueden ser efectivos en el tratamiento de la obesidad. La exposición diaria a triptanes redujo la ingesta de alimentos y aumentó la pérdida de peso en modelos de ratones.

Fuente: FUERA suroeste

Los triptanos, una clase de medicamentos para la migraña comúnmente recetados, también pueden ser útiles en el tratamiento de la obesidad, sugiere un nuevo estudio realizado por investigadores de UT Southwestern.

En estudios en ratones obesos, una dosis diaria de un triptán condujo a comer menos alimentos y a perder peso en el transcurso de un mes, informó el equipo en Revista de Medicina Experimental.

“Hemos demostrado que existe un potencial real para reutilizar estos medicamentos, que ya se sabe que son seguros, para frenar el apetito y la pérdida de peso”, dijo el líder del estudio, Chen Liu, Ph.D., profesor asistente de medicina interna y neurociencia y un investigador de Peter O’Donnell Jr. Instituto del Cerebro.

La obesidad afecta a más del 41% de todos los adultos en los Estados Unidos y aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes y ciertos tipos de cáncer. La mayoría de los tratamientos para la obesidad se centran en los hábitos alimentarios y la actividad física.

Los investigadores saben desde hace mucho tiempo que la serotonina, un mensajero químico que se encuentra en todo el cerebro y el cuerpo, juega un papel clave en el apetito. Sin embargo, hay 15 receptores de serotonina diferentes, moléculas que detectan la serotonina y envían señales a las células para que cambien su comportamiento en respuesta.

Los investigadores se han esforzado por comprender el papel de cada receptor de serotonina en el apetito, y los medicamentos anteriores, incluidos phen-phen y lorcaserin (Belviq), que se dirigen a ciertos receptores individuales, se han retirado del mercado debido a los efectos secundarios.

Los triptanos, que se usan para tratar las migrañas agudas y las cefaleas en racimo, funcionan al atacar otro receptor, el receptor de serotonina 1B (Htr1b), que no se había estudiado bien antes en relación con el apetito y la pérdida de peso, dice el Dr. Liu.

Para el nuevo estudio, los investigadores probaron seis triptanos recetados en ratones obesos alimentados con una dieta rica en grasas durante siete semanas. Los ratones alimentados con dos de estos medicamentos comieron aproximadamente la misma cantidad, pero los ratones alimentados con los otros cuatro comieron menos.

Después de 24 días, los ratones que recibieron una dosis diaria del fármaco frovatriptán perdieron una media del 3,6 % de su peso corporal, mientras que los ratones que no recibieron triptán ganaron una media del 5,1 % de su peso corporal. El Dr. Liu y sus colegas vieron resultados similares cuando implantaron dispositivos en los animales que les dieron una dosis constante de frovatriptán durante 24 días.

“Descubrimos que estos medicamentos, y uno en particular, pueden reducir el peso corporal y mejorar el metabolismo de la glucosa en menos de un mes, lo cual es bastante impresionante”, dice el Dr. Liu.

La obesidad afecta a más del 41% de todos los adultos en los Estados Unidos y aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes y ciertos tipos de cáncer. La imagen es propiedad pública.

Dado que los triptanos generalmente se prescriben para uso a corto plazo en migrañas, el Dr. sospecha Liu que los pacientes anteriormente no habrían notado los efectos a largo plazo sobre el apetito y el peso.

Para determinar exactamente cómo el frovatriptán afecta la ingesta de alimentos y el peso, los investigadores diseñaron ratones para que carecieran de Htr1b o Htr2c, el receptor de serotonina al que se dirigen el fen-phen y la lorcaserina. En ratones sin Htr1b, el frovatriptán ya no pudo reducir el apetito ni causar pérdida de peso, mientras que la eliminación de Htr2c no tuvo ningún efecto. Esto confirmó que el fármaco funcionaba al dirigirse al receptor de serotonina 1B.

“Este hallazgo puede ser importante para el desarrollo de fármacos”, dice el Dr. Liu. “No solo destacamos el potencial para reutilizar los triptanos existentes, sino que también destacamos a Htr1b como candidato para tratar la obesidad y regular la ingesta de alimentos”.

El equipo pasó a mostrar exactamente qué neuronas en el cerebro eran las más importantes para el papel de Htr1b en la mediación del apetito, y encontró un pequeño grupo de células en el hipotálamo del cerebro.

Otros investigadores que contribuyeron a este estudio incluyen a Li Li, Steven C. Wyler, Luis A. León-Mercado, Baijie Xu, Swati, Xiameng Chen, Rong Wan y Amanda G. Arnold de UT Southwestern; Youjin Oh y Jong-Woo Sohn del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea; Lin Jia de UT Dallas; Guanlin Wang de la Universidad de Oxford; Katherine Nautiyal de Dartmouth College; y René Hen de la Universidad de Columbia.

Financiación: El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (R01 DK114036, DK130892, F32DK116427, K01AA024809), la Asociación Estadounidense de la Salud (16SDG27260001), un premio UTSW Pilot and Factibility y un premio Grossman Research Endowment a la excelencia en diabetes.

Ver también

Esto muestra a una familia en una playa.

Sobre esta noticia de investigación en neurofarmacología y pérdida de peso

Autor: Agencia de prensa
Fuente: FUERA suroeste
Contacto: Agencia de Prensa – UT Southwestern
Imagen: La imagen es propiedad pública.

Investigacion original: Acceso cerrado.
Delimitación de un circuito receptor de serotonina 1B para la supresión del apetito en ratones”Por Chen Liu et al. Revista de Medicina Experimental


Resumen

Delimitación de un circuito receptor de serotonina 1B para la supresión del apetito en ratones

Los triptanos son una clase de medicamentos comúnmente recetados para las migrañas. Aquí informamos un papel previamente desconocido para ellos para suprimir el apetito de los ratones. En particular, el tratamiento con frovatriptán reduce la ingesta de alimentos y el peso corporal en ratones obesos inducidos por dieta.

Además, el efecto anorexígeno se debe al receptor de serotonina (5-HT) 1B (Htr1b). por ablación Htr1b en cuatro regiones diferentes del cerebro lo mostramos Htr1b participa en vías neuronales separadas espaciotemporalmente para regular el crecimiento posnatal y la ingesta de alimentos.

Además, Htr1b en las neuronas AgRP en el núcleo arqueado del hipotálamo (ARH) contribuyen a los efectos hipofágicos de los agonistas HTR1B. Para estudiar más a fondo el circuito anoréxico Htr1b, generamos Htr1b-Cre ratones.

Encontramos que ARH Htr1b las neuronas regulan bidireccionalmente la ingesta de alimentos in vivo. Además, los análisis de secuencias de ARN mononuclear revelaron que Htr1b marca un subconjunto de neuronas AgRP. Finalmente, usamos un método interseccional para apuntar específicamente a estas neuronas (Htr1bAgRP neuronas).

Mostramos que regulan la ingesta de alimentos, en parte, a través de un Htr1bAgRP→ Circuito PVH.

Leave a Comment